miércoles, 22 de abril de 2015

CONOCES LOS PLANOS EVOLUTIVOS DEL HOMBRE? LEE ESTO



PLANOS EVOLUTIVOS DEL HOMBRE


PRIMER PLANO EVOLUTIVO

EL HUMANOIDE:

Su inmediato antecesor es el simio, y aún siendo depositario de un alma y con esferas mentales, su aspecto es similar, será la influencia de sus acciones y actitudes las que comenzarán a propiciar el cambio físico hacia el hombre como se conoce actualmente.

Las almas gemelas se identifican y se atraen para formar una pareja y reproducirse instintivamente, al activarse sus chakras sexuales producen energía que se envía a los planos superiores.

Su periodo de vida es corto, 25 años en promedio únicamente, por los peligros y condiciones existentes, pero su cerebro espiritual conservará sus experiencias para ir poco a poco influyendo en los cerebros físicos de sus vidas siguientes.

Al termino de cada vida física acompañando a un cuerpo material en el planeta, el alma, al separarse, se mantiene en el cuerpo astral de cuarta dimensión, por un corto periodo de tiempo, mientras elimina sus incipientes karmas.

Después se transporta hasta donde se encuentra su parte espiritual de quinta dimensión y, allí, con la ayuda de espíritus superiores que son sus guías y maestros, se prepara su siguiente lección, que será un nueva oportunidad en otra vida, acompañando un cuerpo humano desde su nacimiento hasta su muerte. Un nuevo ciclo para tener experiencias y adquirir conocimientos que irán enriqueciendo en sabiduría al espíritu.

Durante esa nueva fase vivencial, el alma vive en el cuerpo del individuo seleccionado pos las condiciones y características de sus padres y de su lugar de residencia. Lo anterior permite prever las oportunidades que tendrá de aprender, sufrir experiencias dolorosas y gozar las afortunadas, para enriquecer su tesoro de conocimiento y emociones.

Mientras el alma esté encarnada, esto es, viviendo en simbiosis con el cuerpo físico, su memoria espiritual se bloquea. La razón de sto es no permitir el libre paso de recuerdos desde la memoria espiritual, que es donde está almacenada las vivencias y conocimientos desde que comenzó su evolución; hacia la memoria física en el cerebro material del ser humano donde está viviendo.

Sólo se permite filtraciones de conocimientos de sus existencias anteriores como inspiraciones a través de la conciencia, para aprovecharlas en una superación paulatina que será la guía del comportamiento de la persona en el mundo de tercera dimensión (mundo físico). La razón para esto es obligar al cerebro físico a utilizar la mente y desarrollar le inteligencia que le permita superar problemas existenciales.
El plano evolutivo correspondiente al humanoide tiene una duración aproximada de 25 000
Años, que es el tiempo de un ciclo astronómico, esto es, una precesión del eje planetario.

La precesión es el movimiento cónico que describe el eje del planeta al trazar un círculo completo por la variación angular que va teniendo. La inclinación del eje de giro del planeta es con respecto a una perpendicular al plano de su órbita de traslación y este movimiento es el que genera las estaciones del año por la variación del angulo de incidencia de los rayos solares. Esa inclinación va rotando y a ese movimiento se le llama precesión. Un ciclo completo es el tiempo para el desarrollo de un plano evolitivo, o sea, un ciclo evolutivo por cada ciclo astronómico.


SEGUNDO PLANO EVOLUTIVO

EL CAVERNICOLA:

La principal diferencia con el plano anterior radica en que desde la quinta dimensión, y aprovechando que ya la población de seres humanos es mucho mayor, se impide la unión de las almas gemelas. Con esto se estimula la necesidad instintiva de buscar pareja, protegerla y conservarla, también el instinto de protección a los hijos y sus necesidades de alimentación y de seguridad, obligan al desarrollo de la inteligencia que incita a la imaginación y acelera así su evolución.

Las necesidades que generan las condiciones de vida en este plano, lo obligan a luchar físicamente con mayor intensidad, Excitan también al desarrollo de los otros chakras y la necesidad de enviar energía evolutiva a los planos superiores a través de las descargas energéticas sexuales. La falta del alma gemela también propicia la violencia y ésta, a su vez, incita a su mente para conseguir los satisfactores.
El promedio de vida en esta etapa, también es de 25 años aproximadamente, y también dura otro ciclo de 25 000 años.

TERCER PLANO EVOLUTIVO

PRMER NIVEL, EL HOMBRE:

Continúa sin unión de almas gemelas, y se caracteriza por el perfeccionamiento de los sistemas neurobiológicos de control mental y sincronización del cuerpo humano. El hombre ha aprendido por necesidad a valerse de los elementos que le proporciona la naturaleza, pero adecuándolos a sus necesidades y su conveniencia. Fabrica utensilios y herramientas, siembra cuida animales para su uso, y se proporciona techo y abrigo. Descubre el fuego, organiza una sociedad y manifiesta su inspiración religiosa con rituales, comienza a sentir la necesidad espiritual a través de la materia.

Aparecen poco a poco las civilizaciones, la tecnología y la ciencia, el hombre siente la necesidad de conocer la verdad de su origen y su destino, comienza a intuir y a comprender la diferencia entre la materia y el espíritu, pero la falta de conocimiento le ocasiona un vacío. Su cerebro físico, que es material, tratará de llenar ese vacío que representa la falta de unión entre la materia y el espíritu, por medios de ritos y ceremonias que se convierten en tradiciones con las cuales, no sólo trata de manifestar su respeto a los dioses que teme por no comprenderlos (la lluvia, el fuego, el viento, etc.), sino de satisfacer su instintiva necesidad religiosa.

Deifica lo que admira, teme y necesita, pero sus acciones religiosas se identifican con la idolatría de sus primeros pasos. Podemos considerar tres etapas en la evolución del ser humano:

1. El temor. En el hombre primitivo es la base de sus primeras manifestaciones religiosas. Hace dioses con las representaciones de lo que teme y de lo que admira, para tratar de agradarlos.

2. La superstición. El hombre aún adolece de muchos conocimientos, apenas comienza a
Desarrollar la ciencia y la tecnología. Con imágenes y figuras materiales, representa sus necesidades vitales y afectivas para poder adorarlas y agradarlas materialmente, como un paliativo a su creciente necesidad espiritual, lo que proyecta en las representaciones simbólicas. Ejecuta nuevos y elaborados ritos que integra en complicadas ceremonias con la cuales forma una tradición.
Lo anterior le proporciona a ese hombre un apoyo moral, que confunde con la satisfacción espiritual, acepta dogmas sin razonarlos, por la falta de conocimientos necesarios, y porque le satisfacen materialmente.

3. La jerarquía religiosas. Es el penúltimo paso del hombre moderno en su evolución religiosa. Cualquiera que sea su creencia o religión, siente surgir la necesidad de encontrar su propia identificación espiritual con el mas allá.

Presiente su origen espiritual, pero aún esta muy materializado y se apoya sólo en sus conocimientos, tampoco puede comprender la existencia y real de su espíritu, porque todo lo quiere encontrar en su propia dimensión material. Su necesidad espiritual puede encontrar apoyos ficticios en el dogmatismo de cualquier religión, pero por falta de criterio puede caer en el fanatismo.
El hombre no debe satisfacerse ni aceptar lo que otros han pensado, sin hacer su propio esfuerzo. Debe utilizar su voluntad, inteligencia, imaginación y mente para encontrar su propia identificación espiritual y, así, lograr la evolución necesaria que le permita alcanzar su elevación espiritual al siguiente plano evolutivo.

El hombre, para superarse, debe trascender a los planos superiores, esto lo logrará al tener en la mente de su cerebro físico plena consciencia de su presencia espiritual.

El promedio de vida del hombre va subiendo conforme avanzan la ciencia y la tecnología, por la mejoría de las condiciones de salud y seguridad que esto conlleva. La duración del periodo es también de 25 000 años aproximadamente.

Este es el plano evolutivo en el que se encuentran actualmente los seres humanos de la Tierra, ya se debió haber superado este plano pero no es así , hay quienes lo han logrado, pero es una minoría.
La fe ciega es fanatismo, es la renuncia del hombre al uso de su inteligencia (que es un don espiritual), es una autosumisión por debilidad, ignorancia y falta de carácter a un destino desconocido, es aceptar la oscuridad.

Cuando muere un ser humano, su alma se libera del cuerpo físico y queda en cuarta dimensión, pero dentro de una zona alrededor del planeta donde sigue sujeta a su atracción gravitacional, y ese lapso puede durar desde unos días hasta alrededor de 200 años, dependiendo de su nivel evolutivo y de las condiciones karmáticas del alma al pasar a cuarta dimensión, pues para pasar de cuarta a quinta debe encontrarse en condiciones que le permitan tener claridad de su situación, ya que en quinta dimensión, con ayuda de hermanos superiores, deberá preparar experiencia vivencial. Si el espíritu tiene ya la evolución adecuada pasara al plano de SUPER-HOMBRE.

Quien pueda aceptar su existencia espiritual inmortal, tendrá que comprender y aceptar que si los espíritus verdaderamente existen, tienen que estar en un lugar adecuado dentro del Universo, en su propia dimensión. Quienes no pueden aceptar esto, porque su concepción del ser sea únicamente material y piensen que al morir todo termina, algún día les llegará su tiempo de comprender.

Como hombre en vida, el ser humano continuamente sufre alteraciones psíquicas y emocionales a causa de su CONCIENCIA, que se manifiesta consciente o subconscientemente en él, cuando éste impone su libre albedrío. Lo anterior ocasiona descargas energéticas de los chakras en su cuerpo espiritual. Las descargas energéticas forman una banda en el plano horizontal a la altura de cada chakra, estas bandas se llaman khanes, las cuales al extenderse horizontalmente (como las ondas de una piedrita que cae en la superficie dela agua) intersectan el capullo aúrico (aura) y las vibraciones de ambos descomponen la emisión energética en partículas subatómicas. Estas partículas conservan las mismas características vibratorias de la energía que integra el khan y saturan el interior del capullo áurico.

El cerebro espiritual que controla los chakras, al estar en íntimo conatacto con nuestro propio cerebro, está participando de las sensaciones que llegan a través de los sentidos y cuando éstas en alguna forma, afectan emocionalmente al ser, los chakras reaccionan emitiendo vibraciones. Esas emisiones súbitas en los plexos son inmediatamente identificadas en los órganos físicos afectados, como la propia cabeza, el corazón, el estómago y hasta en los músculos cercanos, como sensaciones de cansancio o dolor, cuando se trata de emociones.

Las descargas energéticas emitidas son vibraciones de altísima frecuencia con amplitudes infinitesimales y son de diferente polaridad, las que se produce cuando cuando no se atiende la guía de la conciencia, generalmente cusan daños mora y/o físico al propio ser y a terceros. Estos son de polaridad negativa y se llaman KARMAS.

Las vibraciones de acciones nobles, generosas, caritativas y, en general, de amor, así como de dolor físico y moral, son positivas y se llaman DARMAS. En las esferas mentales se reciben y registran todos los karmas y darmas, pero por su diferente polaridad se neutralizan y sólo va quedando almacenada la carga que resulta al sumarse algebraicamente; esto quiere decir si, por ejemplo, un ser humano emite vibraciones de odio al enojarse, digamos que 10 unidades de karma que es energía negativa (-), al desintegrarse en su capullo áurico, esta vibración se capta y va a las esferas mentales donde se registra y almacena.

Cuando el mismo ser emite vibraciones de amor, digamos 15 unidades de Darma, que es energía positiva (+), al llegar a las esferas mentales se suma algebraicamente con la carga existente y queda:
Karma (-) 10 unidades
Darma (+) 15unidades
Entonces: - 10 + 15 = 5
Esto es quedan 5 unidades de darma a su favor.
El hombre se provocará descargas negativas siempre que cause daño con dolo, con intención de hacerlo de mala fe. Desde un hurto pequeño que sólo le causa una emoción, una mentira para satisfacer su ego, una humillación a otro ser humano y hasta levantar falsos testimonios con toda premeditación; cometer delitos para beneficio propio y no digamos ya el asesinar a otro. También los sentimientos negativos suman KARMA como la envidia y el odio, aún sin actuar.
Por otra parte, por medio de la meditación, el arrepentimiento de un daño, el dolor moral por penas físicas y emocionales, y las acciones para reparar daños, producen descargas energéticas de DARMA. El hombre al evolucionar va siendo cada vez más conscientes de su propia conciencia.
Cuando se hace daño a otra persona sin intención, no existe karma, sino solamente cuando se actúa en contra de la recomendación de la conciencia, cuando uno mismo produce las descargas.


TERCER PLANO EVOLUTIVO

SEGUNDO NIVEL, SUPER-HOMBRE:

En este nivel seguiremos siendo seres humanos, esto es, que contaremos con un cuerpo físico de los seres vivos y seguiremos viviendo en planetas evolutivos de tercera dimensión en el espacio-tiempo, como el planeta Tierra.
El súper-hombre tiene un concepto claro de su personalidad, comprende que la materia trata de imponerse por los sentidos físicos, pero ya sabe escuchar la voz de su conciencia.
La diferencia con el hombre estriba en que hay conciencia espiritual y se vive en armonía. Se permite la intercomunicación con nuestros hermanos mayores del plano inmediato superior y hay una plena conciencia de la presencia espiritual en el alma de cuarta dimensión.
La duración de la humanidad en este periodo es mucho más corta, aproximadamente de 1 000, que son los suficientes para que se puedan identificar las almas gemela de toda la humanidad. Durante ese lapso las almas gemelas terminarán su tercer grado de evolución y una vez cumplido esto, se sincronizarán en una última encarnación para unirsde en vida material, como en el primer plano.
El tiempo de vida es mucho m{as largo, se tiene un promedio de 160 a 180 años durante las encarnaciones en el nivel súper-hombre.
En esta etapa constituye el final de la vida en tercera dimensión, los espíritus tendrán su última experiencia de morir, pues ya no regresarán a cuerpos de tercera dimensión, salvo en misiones especiales. Ahora se han ganado la oportunidad de proseguir su evolución hacia niveles superiores, pero ya como espíritus integrados.
Las almas en quinta dimensión quedan integradas en un espíritus sin sexo, que tiene la riqueza completa de las experiencias de las almas de los dos sexos desde su comienzo. Han eliminado ya todos sus karmas y están listos para entrar en el siguiente plano evolutivo.


CUARTO PLANO EVOLUTIVO

PRIMER NIVEL, SUPRA-HOMBRE:

En este plano ya los seres son espíritu, sólo utilizarán la materia para el cumplimiento de misiones en planetas evolutivos del espacio-tiempo, pero ese cuerpo físico es muy diferente del de los seres de los planetas evolucionarios.
Con ayuda de estos cuerpos físicos de tipo biocibernético especial que son animados con la energía del Universo, ayudan a los hermanos pequeños en su evolución. Ellos recorren los sistemas y galaxias de nuestro Universo cumpliendo con misiones para seguir evolucionando.


CUARTO PLANO EVOLUTIVO

SEGUNDO NIVEL, SEMIDIOS:

En esta etapa, los conocimientos en ciencia y filosofía son muy extensos, las misiones incluyen temporalidades de vida en planetas evolucionarios para ayudar a hermanos m{as pequeños. Se les llama así porque los humanos a quienes ayudan guardan el recuerdo de us vidas y los deifican. Algunos de ellos han venido a este planeta y los recuerdan por sus enseñanzas y filosofía sobresalientes, como Mahoma, Quetzalcoalt, Buda y Viracocha.

Ayudan en el desarrollo de las humanidades y tratan de concienciar a los hombres con respecto a su origen espiritual. Desde hace muchos miles de años de ha hecho labores de enseñanza y conscientización espiritual en el planeta, aunque la mente de los hombres de civilizaciones incipientes no lo comprenden y acomodan las revelaciones según su capacidad y conveniencia.

Todas las religiones surgen de la intuitiva necesidad humana de encontrar una explicación a su origen y a su destino, no solo físico sino espiritual; Pero estas al no haberse logrado la espiritualidad, han sido transformadas y materializadas según las diferentes culturas, y en vez de haber buscado el común denominador y de haberse superado espiritualmente para evolucionar, los hombres las han convertido en motivos fanáticos de discordia humana.

Cada una de las diferentes religiones contiene por lo menos una parte de la verdad, que es la luz divina, aún cuando conducen por diferentes caminos al espíritu, cada una es de una forma diferente de entender la verdad, sin ser la verdad misma.

La verdadera religión debe sentirse con el espíritu, sin ostentación, sin hipocresía, sin intereses mezquinos y debe ser una luz que ilumine el sendero de la evolución del espíritu en su camino hacia Dios.

Hablar de religión debe ser hablar de amor, debe ser amar el bien, la caridad, la sabiduría y la justicia. Actuar así es el único presente que el hombre le puede ofrecer al Padre Creador.

Los semidioses y maitreya son casi iguales, la diferencia está en que el maitreya , aunque efectúe alguna misión de las que generalmente corresponden a los espíritus que ayudan a humanidades incipientes, es en realidad un espíritu muy evolucionado que por algún motivo tiene la humildad de participar en una labor que seguramente ya habría efectuado hace miles de años. En el caso del planeta Tierra , el mairtreya que vino ayudar era un MICAEL (el angel de la Unidad) y se llamó JESÚS EL CRISTO.


CUARTO PLANO EVOLUTIVO

TERCER NIVEL, MAITREYA:

Son seres muy evolucionados que pueden manejar las energías en ayuda de las humanidades evolucionarias. Con autorización superior previa, pueden nacer en planetas evolucionarios y ser físicamente iguales a sus habitantes, sólo que con plena consciencia espiritual. Participan en misiones muy especiales, durante las cuales sus acciones serán consideradas como milagros por los seres humanos, que no tienen aún capacidad para comprender lo que sucede. De hecho Maitreya quiere decir “el que da amor”.

Aquí en el planeta han pasado 2 000 años de la última visita de un Maitreya. Este es quien en vida se llamó Jesús de Nazaret.


QUINTO PLANO EVOLUTIVO

INGENIEROS CÓSMICOS:

A partir de este plano el espíritu sigue evolucionando en quinta dimensión sin tener nuevas encarnaciones, ya que a partir de esta etapa funcionará únicamente la tríada superior.
Con los conocimientos y experiencias adquirido durante miles de años, estos espíritus manejan las energías superiores y controlan los gérmenes de materia plasmáticas, para conformar nuevos planetas evolutivos.

Preparan sistemas adecuados en las galaxias en formación, guían la transformación de energía en materia para mantener el equilibrio en el cosmos, en las zonas de creación del súper-universo. Allí están trabajando durante miles de millones de años , aunque el tiempo, por supuesto, no cuenta para ellos, pues como espíritu ya no están sujetos al espacio-tiempo.


SEXTO PLANO EVOLUTIVO

INGENIEROS BIÓLOGOS:

El Padre les permite a estos espíritus llenos de sabiduría y experiencia, manejar las cargas eléctricas pulsante que dan la vida. Junto con los Ingenieros Cósmicos preparan planetas y los llenan de vida para prepararlos como lugares para evolución de humanidades.

Estas labores les llevan miles de millones de años del espacio-tiempo , pero como el espíritu es inmortal, su tiempo no transcurre como el nuestro, viven espiritualmente en otra dimensión y así seguirán evolucionando hasta la treceava dimensión.


SÉPTIMA ETAPA EVOLUTIVA

MONITORES:

Existen diferentes niveles en esta etapa, el primero es MONITORES PLANETARIOS, la energías y el cuerpo dimensional que tienen son enormes, y pueden abastecer de vida un planeta y a todos los seres que lo habitan.

En el siguiente nivel serán MONITORES SOLARES, después de haber practicado, quizá por miles de años, como manejar y controlar la vida y transformación de las estrellas, tienen oportunidad de hacerlo en una estrella con un sistema planetario en el cual haya un planeta con una humanidad de evolución espiritual.
En el siguiente y último paso, llegaran a ser MONITORES GALÁCTICOS, como su nombre lo indica, manejan la energía de una galaxia. Por supuesto, todos los monitores cuentan con millones de ayudantes de los niveles inferiores, millones y millones de espíritu cooperan con todo su amor y entusiasmo para mantener funcionando el Universo.

Durante el largo camino de su evolución, los espíritus llegarán a la Isla de Luz o Universo Central después de cumplir misiones y superar los siguientes planos y niveles.

En dimensiones superiores, los espíritus se encontrarán en las esferas de la Isla de Luz, integrándose al Padre Creador que es cada vez más grande y generoso con su amor. El amor del Padre es esa energía cósmica que recorre el Universo maestro inundándolo de luz y de vida.

Las características que prevalecen en esas regiones del Universo Centra o Isla de Luz, son desde luego, del grado máximo:
Bondad Sabiduría
Verdad Espiritualidad
Belleza Rectitud
Amor Paz
Justicia Misericordia

En la ISLA DE LUZ, que podríamos definir con la morada de Dios, habita nuestro Padre, que para la comprensión de espíritus evolucionarios tan pequeños como nosotros se ha revelado en tres personas que en realidad son El mismo, sólo que en cada una se representan, para la comprensión humana, diferentes características del mismo ser.

El Padre: es el creador de todo lo que existe y es.
El Hijo: es el maestro que enseña, revela y es misericordioso.
El Espíritu Santo: es la sabiduría.

De esa Isla de Luz se desprende la energía que inunda el Universo maestro con el amor de Dios, que es el origen de todo lo creado.
El Padre creó a los espíritus con una parte de su propia energía, cada espíritu es una parte del Padre y por eso nos considera sus hijos, que habiendo brotado de él, deberemos volver a él irremisiblemente


Comparto con Amor.. Záblon Erguth

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BIENVENIDOS TUS COMENTARIOS
(evita ofensas, palabras obscenas)